Lema y Objetivos

 

EN CAMINO ¡LEVÁNTATE!

En este contexto que estamos viviendo de pandemia, en el que hemos sido conscientes de muchas realidades que estaban disfrazadas de bienestar y eran soledades, hemos experimentado lo vulnerables que somos a pesar de que nos creíamos invencibles, hemos descubierto dónde reside lo im­portante de la vida, nos hemos reencontrado con la familia, hemos saboreado la palabra casa, hemos aprendido a valo­rar lo que somos frente a lo que tenemos, hemos tenido que acortar distancias con la mirada y aplaudir juntos para sen­tirnos cerca, en un contexto que jamás pensamos vivir hemos reinventado la vida, la esperanza.

Llamados a ser esperanza, a ofrecer nuevas opciones, nue­vas ser vida con Jesús. Llamados a seguir construyendo el Reino, de dos en dos, anunciando el Evangelio, con los her­manos.

EN CAMINO abriendo puertas a la esperanza, dando vida , siendo instrumentos de paz, construyendo fraternidad.

Comencemos, hermanos… como decía San Francisco:

¡LEVÁNTATE!

Este curso puede ser el comienzo de algo nuevo; está en nuestras manos y no podemos hacerlo solos, tenemos que contar con el otro, con el hermano. Salgamos al encuentro.

Jesús en el Evangelio nos invita en muchas ocasiones: ¡Le­vántate! Cuando da la vida, cuando sana, cuando cura, cuando perdona, cuando anima, cuando humaniza… son sus palabras: Levántate y anda… Levántate, tus pecados te son perdona­dos… ¡Levántate!